Durante la pandemia, muchas empresas cuyo principal negocio era B2B empezaron a generar negocios B2C. Distribuidores y mayoristas encontraron la forma de llegar al consumidor final desde canales digitales.

Para compañías medianas y pequeñas todavía supone un gran reto el definir una estrategia de comercialización digital. ¿Empiezo en marketplaces o en redes sociales? ¿Abro mi propio ecommerce? ¿Qué herramientas hay disponibles?

Proveedores en industrias de alimentos y bebidas, construcción, farmacéutica, entre otras estaban acostumbrados a atender a sus clientes a través de canales sin estructura como teléfono o chat. Estos canales soportan el negocio B2B de pocas transacciones con tickets altos pero no son sostenibles para un negocio B2C.

Para fabricantes, distribuidores y mayoristas que desean mantener en una misma tienda en línea ambos negocios existe la alternativa de ecommerce B2B/B2C.

¿Qué es un ecommerce B2B / B2C?

Un ecommerce B2B/B2C te permite mantener en una misma tienda ambos tipos de negocios.

Por un lado te permite tener una tienda online pública para captar nuevos clientes B2C, para posicionar tus productos en buscadores y conectarlos a catálogos en redes sociales. Por el otro tienes la potencia de un ecommerce B2B que permite a tus clientes B2B tener un acceso personalizado para autogestionarse comercialmente, generando pedidos en cualquier momento y acceder a información relevante desde cualquier dispositivo.

En una implementación semi-abierta tu catálogo será público y cualquier usuario podrá navegar sobre tus categorías y detalles del producto como fichas técnicas o presentaciones, sin embargo no podrán ver información relacionada a los precios.

Para poder tener acceso a tus precios deberán completar un registro que llegará a uno de tus gestores comerciales, que luego de una verificación y evaluación, le asignará un acceso con las condiciones comerciales definidas: lista de precios, días de entrega, formas de pago.

¿Por qué una tienda en línea B2B / B2C?

Tener una tienda online funcionando tanto para el negocio hacia consumidor final (B2C) como para atender otros negocios (B2B) te permite gestionar todo en un solo lugar y trabajar con una sola tecnología.

Administrar un solo catálogo y gestionar los pedidos de forma unificada, además de aprovechar el posicionamiento de los productos de tu tienda online en el negocio B2C será aprovechado por el negocio B2B para traerte nuevos clientes potenciales.

Tus clientes B2B tendrán:

  • Un canal confiable y siempre disponible para generar pedidos y hacerles seguimiento
  • Un acceso para consultar información relevante de stock, promociones, línea de crédito, entre otros.

Como proveedor, con la atención de tus clientes B2B en línea podrás:

  • Acercar a clientes actuales. Quienes tendrán un canal mucho más confiable y siempre disponible
  • Reducir costos. Complementando las visitas de los vendedores y reduciendo el procesamiento de información
  • Incrementar ventas: con un portafolio completo siempre disponible y posicionado en buscadores, comunicando ofertas/promos/lanzamientos de forma inmediata y accediendo a información relevante

¿Qué alternativas existen a tener un solo portal B2B/B2C?

Si tu portafolio o forma de atención son muy distintos, entonces es preferible tenerlos en dominios (urls) distintas. Esto te permite posicionarlas de forma independiente, por un lado tu tienda B2C (por ejemplo mimarcaentucasa.com) y por otro tu tienda B2B (por ejemplo mimarcaentunegocio.com).

En el caso de la tienda B2B existe la posibilidad de hacer una tienda privada o cerrada solo para clientes definidos e identificados, totalmente abierta con tu portafolio de productos y precios públicos para cualquier visitante, o semi-abierta: únicamente con el portafolio de productos público, solo los usuarios registrados podrán acceder a los precios.

Publicado el
20/5/22
 en la
categoría
Ecommerce