Antes de iniciar en el mundo del e-commerce, es importante que tengas una visión objetiva de este. Muchas veces, nos dejamos cegar por el entusiasmo y las ganas de tener una tienda online como otros negocios, siendo muy optimistas y obviando algunos problemas. O tal vez, el miedo y el desconocimiento que tenemos respecto al comercio en línea nos mantienen en una zona de confort, impidiendo que demos un gran paso que puede cambiar tu negocio para siempre. Por esa misma razón, en este post vamos a conversar sobre las ventajas y desventajas del comercio electrónico.

¡Revisa las dos caras de la moneda del e-commerce con nosotros! 

8 Ventajas y desventajas del comercio electrónico 

Ventajas de una tienda en línea

1.Tu negocio está abierto 24/7

Como una tienda abierta las 24 horas del día y los 7 días de la semana, la gran ventaja del comercio electrónico es que puedes vender hasta mientras duermes. 

Cualquier cliente puede tener acceso a tu tienda virtual y realizar su transacción sin importar el horario. Con el comercio electrónico, un usuario puede efectuar su compra ya sean las 2 de la tarde o las 4 de la mañana. Además, los clientes ya no necesitan esperar que le contestes al inbox de tus redes sociales, pues ellos mismos pueden realizar todo el proceso de compra en tu tienda virtual. Y bien es sabido que a veces son las largas esperas por una respuesta lo que desanima al cliente de hacer la compra. 

Así que si tienes un negocio físico con horarios de atención fijos, te recomendamos complementarlo con una tienda online para que sigas vendiendo aún cuando las puertas estén cerradas. 

2.Menor gasto de inversión que abrir una tienda física

Abrir una tienda virtual supone un menor riesgo de inversión a diferencia de aperturar un local físico. No tienes que pagar por almacén, inventario, mantenimiento, personal de atención, ni pagar un alquiler para vender.

La única inversión tendría que ver con la plataforma web que uses para vender, las pasarelas de pago, servicio de entregas, entre otros recursos, pero que no representan un gasto tan fuerte como todo lo mencionado líneas arriba.

Si has evaluado correctamente tus oportunidades y tienes un plan sólido para abrir un ecommerce, será casi imposible que no funcione.

Y si fallas, las pérdidas no serán tan catastróficas como lo hubiese sido abrir una tienda física, pudiendo levantar tu negocio rápidamente.

¡Todos podemos abrir un negocio sin gastar mucho gracias al comercio electrónico!

3. Recolección de datos para personalizar estrategias de marketing

Una de las grandes ventajas del comercio electrónico sobre el comercio tradicional es la facilidad de obtener datos del cliente para conocerlos mejor, entender sus necesidades y mejorar la experiencia para que sigan comprando en tu tienda online. 

Cuando un usuario realiza una acción en tu sitio web, deja su rastro: su correo, los productos que suele comprar con frecuencia, los que ha abandonado en el carrito de compra, entre otros datos. 

Si sabes cómo gestionar adecuadamente la data que obtienes de tus clientes mediante tu tienda en línea, podrás afinar tus estrategias de marketing, personalizándolas para cada usuario y así impulsar la recompra o descubrir nuevos perfiles de clientes de tu negocio que no conocías antes.

4. Podrás abrirte paso a mercados extranjeros con facilidad 

Si dentro de tus metas a largo o mediano plazo está expandir tu negocio a mercados internacionales o tu negocio está enfocado al extranjero, definitivamente el ecommerce es la mejor forma de traspasar fronteras y hacer llegar tus productos a cualquier parte del mundo.

La gran ventaja del comercio electrónico es que cualquier persona puede ingresar y hacer compras en tu tienda virtual, sin importar en dónde se encuentre. Además, existen pasarelas de pago para tiendas virtuales que facilitan las transacciones internacionales mostrando los precios en la moneda de tu cliente. 

De igual forma, con una buena estrategia de posicionamiento SEO y publicidad online, podrás posicionar tu negocio local en tu país o en los países donde se encuentre tu público potencial. 

5. Las personas deciden comprar basándose en lo que investigan en Internet 

Hoy en día, el cliente inicia una investigación exhaustiva en internet antes de comprar un producto. Incluso si termina comprando en una tienda física, es altamente probable que haya investigado anteriormente en línea sobre el producto. 

Y es que en el mundo online se despliega un portal de información que las personas quieren conocer antes de decidirse por comprar un artículo: detalles, tamaños, reseñas, comparación de precios y marcas, horario de apertura de la tienda, etc.  

Tiene sentido incluir lo anterior como una de las ventajas del comercio electrónico

Si cuentas con presencia en los canales online que utilizan los consumidores antes de realizar una compra y tienes un buen contenido informativo sobre tus productos, lo lógico es que elijan comprarte a ti. 

O al menos ser conscientes de que tu negocio existe. 

Dato curioso: Si decides abrir un ecommerce o marketplace en Perú, o digitalizar tu retail, esta ventaja del comercio electrónico es muy relevante para ti. Un estudio de Google reveló que el 94% de peruanos deciden su compra basándose en lo que investigan en Internet.

6. Provee abundante información sobre un producto

Uno de los más útiles beneficios del ecommerce es que todos los productos de diferentes categorías pueden tener su propia ficha con toda la información necesaria que necesita el cliente para decidir su compra. 

Ahí, puedes exponer todos los detalles relevantes como talla, especificaciones técnicas, beneficios, materiales, etc.

Lo mejor es que esta información queda siempre disponible para responder todas las preguntas del cliente y hacerle sentir seguro al momento de comprar tu producto en línea.  

7. Ayuda a crear un mercado para productos nicho

¿Vendes productos ecológicos de belleza? ¿Gadgets curiosos? ¿Artículos de papelería? ¿ O productos que van dirigidos a un público súper específico? 

Es normal que al vender productos de nicho probablemente encuentres difícil posicionarte en el mundo físico con un local tradicional y llegar a un perfil único de compradores.

Pero en Internet, solo basta con que una persona realice una búsqueda sobre ese ítem especial para llegar a ti. Como no son productos que abarcan un público generalista, tener una tienda virtual para tus productos de nicho hace más fácil ponerte en el mapa de tu público específico. 

8. Múltiples formatos de pago que facilitan la compra al cliente

¿Te ha sucedido que al visitar una tienda no hayas podido comprar tal producto porque no aceptan ciertas tarjetas o solo puedes pagar con efectivo?

Al no darte facilidades de pago, ese negocio del que saliste decepcionado perdió una venta. 

Una de las más importantes ventajas del comercio electrónico es que te permite integrar diversos métodos y medios de pago que se ajusten a las preferencias de tus clientes: tarjetas de débito, crédito, transferencia bancaria, depósito en efectivo e incluso apps como Yape o Plin.

Al tener variedad de formas de pago en tu tienda virtual, el cliente puede elegir el método que se le haga más cómodo y hacer la transacción sin echarse para atrás.

Desventajas del e-commerce

1.No todos los productos se venden fácilmente por Internet

Una de las desventajas del comercio electrónico es que, a pesar que puede funcionar muy bien para todos los rubros, existen ciertos productos que por su misma naturaleza son más difíciles de vender mediante una tienda virtual. 

No todos los productos pueden venderse en línea con la misma facilidad. Dependiendo de tu nicho de negocio, podrías necesitar dedicarle más esfuerzos a impulsar las ventas de tu ecommerce a diferencia de otros. 

2.Desconfianza por parte de los clientes al pagar en línea

Aunque cada vez hay menos personas que se muestran reacias a comprar online, la desconfianza de adquirir productos vía Internet aún persiste.

Muchas veces, los usuarios desconfían de las compras en tiendas virtuales porque le solicitan los datos de su tarjeta para realizar la transacción. 

Naturalmente, tienen miedo a que sea una estafa y le roben el dinero. Otros de sus miedos tienen que ver con la entrega del producto, los clientes se preguntan: ¿llegará mi pedido a tiempo? ¿qué pasa si nunca llega y no me quieren reembolsar?

El lado positivo de esta desventaja es que existen muchas estrategias y técnicas para hacer que tus potenciales clientes confíen en tu tienda virtual y pierdan el miedo a comprar por Internet. Además, de alguna manera la pandemia ha influido en que las personas adquieran el hábito a comprar en un comercio electrónico y, por consecuencia, gradualmente a perder el recelo a hacerlo. 

3.Es posible que necesites ayuda técnica para varios ajustes

Montar un comercio electrónico o tienda virtual cuando no tienes ningún conocimiento técnico es una de las principales desventajas del e-commerce. 

Si la tecnología no es tu fuerte, es posible que necesites ayuda de expertos para instalar, modificar y actualizar tu tienda virtual, así como añadir nuevos productos a tu catálogo y configurar las pasarelas de pago. 

Ni hablar de los plugins y funcionalidades que vas a necesitar a medida que tu tienda online vaya escalando. Además, si existe algún error en tu tienda virtual, va a necesitar que lo arreglen inmediatamente para no perder ventas. 

En varias ocasiones, te encontrarás a ti mismo luchando con tu e-commerce por no saber cómo realizar ciertas cosas en él. Por eso, nunca subestimes la ayuda de un especialista en crear tiendas virtuales. 

4.Existe una extrema competencia en el mundo del comercio electrónico

Actualmente, son muchos los negocios que se han digitalizado y por ende hay muchísima más competencia en el ecommerce de la que había hace unos años. Así que si vas con la idea de que tener una tienda virtual automáticamente estás en un terreno con pocas competidores, ve desechando ese pensamiento.

Entonces ¿cómo podrías solucionar esta desventaja? La buena noticia es que siempre podrás vencer a tu competencia realizando buenas estrategias de marketing digital que te ayudarán a posicionar tu tienda virtual y ‘’robarte’’ a los clientes de tu competencia. 

5. La privacidad de tu ecommerce podría ser vulnerada por hackers

¡No te asustes! Esto no significa que apenas abras tu tienda virtual los hackers te convertirán en su blanco. 

Lo que sí es cierto es que esta desventaja del comercio electrónico siempre estará presente si es que no contratas un buen sistema de comercio electrónico que te garantice seguridad para ti y tus clientes.

Para  evitar fraudes y ciberataques, contrata especialistas en el tema de privacidad de las tiendas virtuales. 

Pídeles que te apoyen con un hospedaje web seguro y privado, certificaciones SSL para encriptar los datos de tus clientes y  pasarelas de pago confiables. Una vez tengas todo ello, recuérdaselo siempre a tus potenciales clientes para que se sientan seguros de comprar en tu tienda virtual. 

6. Si se cae tu tienda virtual perderás ventas

Otra de las desventajas del comercio electrónico que en algún momento tendrás que vivir en carne propia es cuando tu página o servidor se caen, impidiendo que tus clientes puedan realizar sus compras. Como consecuencia de la caída, habrás perdido ventas durante el tiempo que lleve tu tienda online sin funcionar o con fallas que afectan la experiencia de usuario.  

Eso sí, no te vayas a desanimar con esta desventaja del comercio electrónico. Hasta los e-commerce más grandes del mundo sufren de estos imprevistos, lo ideal es revisar constantemente tu página y evaluarla para no dejarla sin funcionar por mucho tiempo. 

7. Los costes extra de envío podrían desanimar a tus clientes

Existirán clientes que desistirán en comprar tus productos al ver el coste adicional de envío. Esto podría suponer una desventaja que te haría perder una cierta cantidad de ventas. Ojo, con esto no te decimos que ofrezcas envío gratis, no te saldría a cuenta y las entregas a domicilio siempre representan un pago adicional. 

En tu tienda online debes hacer evidente que el precio de tu producto no incluye el envío, y que podrán ver el monto adicional al hacer su checkout, dependiendo de la ciudad donde se encuentre tu comprador. 

Jamás le escondas estos datos a tus clientes, pues podrían decepcionarse y abandonar el carrito de compras sin finalizar la transacción. La transparencia siempre será tu mejor política.

Asimismo, es importante que establezcas una tarifa fija de precios de envío, contratando a un courier que te permita abaratar costes pero que te proporcione seguridad y un buen servicio.

También puedes resolver parcialmente esta desventaja ofreciendo envío gratis por un monto mínimo de compra. De esta manera, podrás no solo animar a que el cliente realice su compra, sino también a que se lleve más productos que en un inicio no tenía contemplado.

Tip extra: 

Si eres un marketplace que vende diferentes productos de distintos vendedores, es importante que establezcas un solo monto de envío para todos los productos que meta el cliente en su carrito de compras. 

Hay casos en que los clientes ven un costo de envío demasiado elevado, teniendo que pagar el envío individual de cada producto. Resuelve este problema cuanto antes porque podría costarte varias ventas. 

8. Imposibilidad de percibir o probar el producto antes de la compra 

A diferencia de un comercio tradicional, tus clientes no podrán probar o utilizar el producto en venta. 

En algunas ocasiones, la imposibilidad de poder tocarlo o verlo como realmente es podría despertar duda, haciendo que el cliente desista de la compra por miedo a que cuando llegue el producto a su domicilio éste no sea lo que esperaba. 

Para solucionar esta desventaja del comercio electrónico es indispensable que muestres fotografías reales del producto en diferentes ángulos, grabar videotutoriales explicando su uso y tener un apartado con testimonios que generen confianza hacia el cliente. También es importante que brindes información completa en la descripción de la ficha de tu producto para resolver cualquier posible duda. 

Entonces ¿me conviene o no abrir un e-commerce para mi negocio?

Ahora que ya conoces algunas de las principales ventajas y desventajas del comercio electrónico, puedes tomar una decisión más informada sobre crear o no una tienda virtual.

Que quede claro que una tienda en línea no es una solución mágica, como todo negocio hay que tomarlo en serio. Necesitas evaluar tus necesidades, planificar una buena estrategia, definir un público y lo más valioso: ser persistente a pesar de los obstáculos.

Abre tu propio e-commerce B2B y automatiza la gestión de tus clientes y proveedores

La suite completa para revolucionar tu negocio te la trae Riqra. No solo potencia la gestión de tus vendedores con una tienda en línea B2B. También conocerás que la autogestión de tus clientes, proveedores y distribuidores, te ayudará reducir costos operativos, incrementar tus ventas mientras mantienes cerca a tus compradores.

Imagina a tus clientes accediendo al 100% de tu catálogo en cualquier momento del día para generar compras masivas gracias a que pueden conectarse desde cualquier dispositivo ¿Te emociona verdad? Si es tu caso y quieres modernidad para notar la diferencia en tu negocio B2B ¡contáctanos! 

Publicado el
6/12/21
 en la
categoría
Ecommerce